25 marzo 2007

Boda Alberto y Mariluz. Santa María de Lebeña. Liebana


"Los únicos legados que se la pueden dejar a unos hijos son raices y alas"

Willian H. Carter

Posiblemente esta cita, por categórica, pueda resultar cuestionable.
Quizás, encabece estas líneas porque los principios nunca fueron fáciles.
Acaso, como recurso para encubrir la falta de ingenio de escribiente y suscribiente.
Probablemente, por nuestra convicción de que sisabes de donde vienes sabrás donde volar.
Tal vez, porque nos sirve para rendir culto a nuestros acogedores terruños.
Seguramente, porque nos valga de pretexto para agradecer a nuestros padres, que nos enseñarán a venerar sus y nuestros pueblos, a sentir sus tradiciones, a admirar sus paisajes y a respetar su paisanaje.
Y sirvan estas palabras como introducción a este libro, que esperamos sepa acercaros a unos y arraigaros a otros a los dos territorios del mundo donde se censaron las anjanas:

A liébana, donde según Umberto Eco nació el español: "Gracias a Beato de Liébana se habla español en España".

Y a cabuérniga, donde mejor sonó, en las voces de quiens para paliar su sed bebieron en la Fuentona.

A dos valles, acogedores como sus viejos caminos e impregnados de ecos y voces nostálgicas que llegan como el rocío a las corolas.
Dos valles que, como diría el poeta, se parece a una palabra.
Melancolía.


Alberto y Mariluz

Así comienza el libreto que nos díeron el día 24 de marzo de 2007 en la celebración de la Boda de Alberto Terán y Mariluz en la Iglesia de Santa María de Lebeña realizado por ellos mismos.


Fue un día que comenzó con sol en Liebana, pero que a la hora de la ceremonia paso a ser bastante oscuro y lluvioso. Eso no apago nuestros ánimos ni el de los novios que salieron airosos de una bonita celebración en esa pequeña iglesia.


Gastamos mas de 1kg de arroz para tirar sobre los novios, aunque no todo fue a parar a sus cabezas, y seguro que bastantes saben de que hablo..... (ehh, Maria Jesús..)


Luego fuimos a comer al Hotel Infantado las cerca de 270 personas que estabamos compartiendo el día con los ya casados. Eso sí, ya con sol y todavía con ese frio que se metía por nuestros pies.


Allí pudimos ver muchas muestras de cariño para con la pareja y momentos inolvidables. Uno de ellos es el que se muestra en el siguiente video donde parientes y amigos obsequieron a la pareja con una canción por todos conocida "Los Mozos de Brañosera". Creo que es una de las veces en la que mejor acogida por el público han tenido, aunque claro, no jugaban en casa pero si con un público muy receptivo.





Como fin a esta publicación escribo otra página de ese libro tan magnífico que nos dieron:


Ruente


LA ANJANA CANTA Y EL VECINO LO CONFIESA.


LA MAGDALENA PECA Y EL PUEBLO LA VENERA.


LA FUENTE SE OCULTA Y EL PUENTE LA ESPERA.


LA YERBA SONRÍE Y EL DALLE LA BESA.



EL CIELO GRITA, LOS MONTES TIEMBLAN.


EL CORZO CALLE, EL RIFLE SUENA.


EL AGUA DUERME, LA TRUCHA SUEÑA.


EL SAJA CORRE, LAS VOCES VUELAN.


Sobre Ruente quiera hablar más alto, pero la escritura no tiene tonos.


Quisiera hablar más claro, pero no encuentro la palabra precisa.


Quisiera hablar en colores que no hallo en mi paleta.


Quisiera poder transmitir lo que esta tierra sugiere pero los sentimientos no son ni mensurables ni descriptibles.


Así que, si quieren conocer Ruente Vayan y:


canten, confiesen, pequen , veneren, escóndanse, esperen, sonrían, besen, griten, tiemblen, callen, hablen, duerman, sueñen, corran, vuelen...


Todo es posible allí.


Pero no esperen que yo escriba sobre mi pueblo.


Las palabras andan y los sentimientos vuelan.


No se puede evitar.


Alberto

1 comentario:

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!